¿Por qué debería dejar que su hijo elija su color de audífono?
julio 13, 2017
Mis 5 maneras favoritas de usar Roger Pen
julio 19, 2017

8 Consejos de comunicación para fortalecer relaciones


Me he adaptado de muchas maneras a mi pérdida auditiva y he pedido a los que amo, amigos, colegas y conocidos, que se ajusten a mí también. Es por eso, que con 35 años de tener pérdida auditiva, he estado pensando que llegó la hora de actualizar mis relaciones.

Es vergonzoso tener que pedir a la gente que repita y no sólo una vez, sino a lo largo del tiempo y durante muchos años. Pero a veces es necesario hacerlo. Muchos de nosotros con pérdida auditiva seguimos fingiendo para evitar pasar por esa vergüenza, aunque no pasa de ahí y al final se dan cuenta. Dicho esto, también es cierto que no siempre es culpa mía o de mi audición, cuando algo que me dicen, no lo entiendo. Muchas personas murmuran, bajan su tono de voz, se alejan o hacen otras cosas que dificultan la comunicación interpersonal.

Entonces, ¿cómo puede usted seguir teniendo buenas relaciones, a pesar de su pérdida auditiva?

Sea consciente de su espacio

Tenga en cuenta los sonidos de los lugares donde usted pasa tiempo con amigos o familiares. Por ejemplo, procure que la primera vez que usted conoce a alguien no sea un espacio ruidoso y más bien sugiera lugares más silenciosos.

En la cocina, yo les pido a las personas con las que vaya a conversar, que no abra el grifo para que corra agua, o muevan la loza en el lavaplatos, ni choquen vasos o platos así como otras cosas ruidosas.

Estar cara a cara

He escrito acerca de las dificultades de hablar por teléfono cuando se tiene pérdida auditiva. Desde mi punto de vista, cada vez es peor. Tecnología, cultura, acentos, cualidades vocales y peculiaridades son parte del enredo de palabras tanto en el teléfono como estando cara a cara. Los teléfonos celulares tienen su propia idiosincrasia, al igual que los teléfonos inalámbricos, los teléfonos móviles e incluso los que son con cable. Y no hablemos de los que prefieren hablar en el altavoz.

He aprendido a pedirle a las personas que me envíen un mensaje de texto o un correo electrónico antes de llamarme para que yo sepa a quién esperar. También les pido a algunas personas que me envíen un mensaje de texto o correo electrónico en lugar de llamar pues yo ya sé que la comunicación va a ser difícil.

Buscar la mejor ubicación

Si alguien se da la vuelta, le pido que cuando me hable se ubique frente a mí.

En el auto al conducir o ser pasajero puedo participar en la mayoría de las conversaciones. A veces soy el pasajero del asiento trasero, allí me ubico en el lado izquierdo que es donde tengo mejor percepción de los sonidos. De esta manera, se me facilita involucrarme en las conversaciones del auto.

Tiempo correcto

Ahora sé que temprano en la mañana y tarde en la noche las calidades de voz cambian. Al despertar o ir a la cama, o debido a la fatiga, el estrés, la atención o lo ocupado que pueden estar, sé que la comunicación no es tan fácil, así que no forzo nada. Sin embargo, soy cada vez más consciente de cómo estos aspectos llegan a afectar nuestra comunicación.

Cuide de su tecnología auditiva

En varias ocasiones también he descubierto esto. Tengo que cambiar mis baterías y filtros con más frecuencia. Recientemente pasé un fin de semana con amigos y mi experiencia auditiva fue muy pobre. Cuando regresé a casa, me asusté porque recordé que debía cambiar el filtro. Tengo que recordar que no hay un intervalo de tiempo establecido para cambiarlos sino que debo ser más consciente de cuando mi audición empieza a desmejorar. Una pérdida de 5% DB por causa de un filtro obstruido marca la diferencia entre una gran conversación y un montón de estrés y vergüenza.

Pedir ayuda

Yo soy uno de los afortunados de tener un amor que desde el día que nos conocimos, hace ya varios meses se ha venido adaptando. Ella ha sido paciente (generalmente) y me pregunta si escuché lo que ella me dijo o si necesito que me repita algo. Sin embargo, hay momentos en que nuestra comunicación parece ser igual a cuando nos conectamos por primera vez. Sin embargo, de vez en cuando, necesito recordarle a ella cómo mejorar nuestra forma de comunicación de acuerdo a las diferentes situaciones. Pero ahora, con la experiencia que ya tenemos, ella puede hacer esos ajustes en el mismo momento y así seguimos adelante. De todas formas yo sé que no será la última vez que tengo que recordarle. Esa es mi realidad, nuestra realidad.

También le hago saber a algunas personas cuyas cualidades de la voz hacen que sea más difícil entenderlos, que hablen un poco más alto o que repitan hasta que yo entienda lo que están intentando decir. Creo que las personas con acentos y características particulares en su voz son conscientes de ello y generalmente están dispuestos a ajustarse. La comunicación es siempre una calle de dos vías y no sólo una provincia de nosotros los de «audición perdida.» Recuérdelo y no se avergüence de pedir lo que necesita para mejorar su comunicación.

Envío mi agradecimiento a muchos de mis amigos y colegas que me conocen desde el principio. Cada vez que nos reunimos, ellos son conscientes de mi situación auditiva. Parecen adaptarse fácilmente y me preguntan dónde deben sentarse ellos o donde necesito sentarme yo para escucharlos mejor. Y cuando empiezan las conversaciones, se aseguran de incluirme. Los bendigo a todos o al menos a la mayoría de ellos.

Saber manejar grupos

Las reuniones de grupo, por supuesto, son difíciles, yo hago el mayor esfuerzo posible para integrarme, dejando de intentar (y fingiendo) ser incluido. Entro en la conversación cuando puedo, me convierto en un observador y dejo que mi mente y espíritu me guíen en esa situación. Me integro en la charla cuando puedo. Algunas veces, cuando alguien nota mi distancia, inmediatamente inicia una conversación conmigo. Aprecio esos momentos en que la responsabilidad de comunicarme no es solo mía.

Los grupos también son difíciles porque todos no hablan al mismo volumen, con la misma arquitectura vocal y calidad de sonido. Como resultado, voy haciendo ajustes de algunas frases pronunciadas por diferentes personas.

Una vez más, en lugar de pedir a todo el mundo que hablen más despacio o con un solo tono de voz, yo retrocedo. Entiendo cómo ocurre el aislamiento y allí he vivido una parte de mi vida. Pero siento que eso ya no es necesario si me mantengo enganchado y tengo otras formas de comportarme para mantenerme en el juego. No todo en la vida es charlatanería.

Sea paciente

No puedo cambiar quién soy o cómo oigo, sin importar cómo cambie mi posición o mejore mi tecnología. A veces, nada funciona. Y eso está bien. Simplemente elijo ajustar mi audífono y mis relaciones personales. He dejado ir algunas relaciones porque nuestra comunicación era demasiado desafiante para mantener.

Las relaciones son fundamentales para mi vida, amor, amistades y trabajo. Ellos hacen la vida más rica y más deliciosa y no me quiero perder nada. Pero no todas las relaciones son igualmente satisfactorias o posibles de mantener si la comunicación es un desafío.

Una pareja que conozco es consciente de mi pérdida auditiva. La mujer hace todo lo posible para incluirme y asegurarse que la estoy escuchando. Por otra parte, su esposo, tiene una voz maravillosamente profunda y sonora que para mí es simplemente imposible negociar a menos que él acuerde hacer un esfuerzo para ser escuchado. Es más sencillo cuando está frente a mí, aunque él también necesita hablar más fuerte de lo normal. Esto funciona por una oración o dos, entonces su voz baja de nuevo y el mensaje no le llega a García. Estoy seguro que pedirles a las personas que hablen fuera de su zona de comodidad no es divertido. Sin embargo, disfruto de la relación con este hombre y quiero ser capaz de involucrarme en más conversación de las que hoy en día disfrutamos. Parece ser que esta relación no va a estar basada solo en el chat.

Así que no hay problema. Dé a los que ama un curso de actualización rápido. Una vez dicho no se aprende dos veces – así que repítales. Y repita tantas veces como sea necesario. Aquellos que se preocupan por usted y su relación entenderán y se acoplarán. Ellos también apreciarán que usted se reocupa por integrarse y hablar.

¿Ha tenido que actualizar sus relaciones debido a su pérdida auditiva? ¿Qué aspectos ha encontrado que funcionan bien con su pareja, amigos, colegas y otros?

Stu Nunnery
Stu Nunnery
Stu Nunnery is a professional writer, speaker, composer, musician, recording artist, actor and activist from Rhode Island. He has a special kinship with musicians and singers with hearing loss, but writes and speaks on a variety of hearing issues from his 35 years experience with bilateral sensorineural hearing loss. He has hearing in one ear and sight in one eye, which makes for interesting sensory challenges from time to time. He seeks to be of help, hope and inspiration to those of whom he affectionately calls the “hearing lost.”